Ruth

Bush autoriza por primera vez en 50 años la ejecución de un militar · ELPAÍS.com
Alguien, algún lector, algún invitado, algún compañero o compañera asidua a esta bitácora puede pensar una idea equivocada o errónea sobre mi persona. Abierta estoy a debatir todas esas dudas, todas esas preguntas todas esas incertidumbres que también despierta en mi en el día de hoy esta noticia, pero que no puedo dejarla pasar por alto.
Cuando como de costumbre he echado un vistazo a la prensa de hoy, me he tenido que parar en esta noticia, no me he puesto las gafas para volverla a leer porque todavía no llevo, aunque el viernes cuando vaya al oculista, tal vez este decida recomendármelas, cosa que por un lado le agradeceré grandemente ya que creo que debo usarlas. Pero bueno, retomando el hilo del artículo de prensa que hay arriba enlazado, manifestar de forma rotunda mi opinión al respecto, drásticamente digo no a la aplicación de la pena de muerte. Si alguien ese echa las manos a la cabeza, que las baje, a continuación intentaré ser breve y alegar las razones que yo bajo mi criterio y mi persona creen y argumentan para no concebir ni estar a favor de esta drástica decisión tomada por este señor y por el magistrado y jurado que así lo ha impuesto.
Primera razón:
¿Quienes somos nosotros los seres humanos para tomar una decisión tan importante sobre quitarle la vida a una persona?
Como creyente creo y se que la única persona que da y quita la vida es Dios.
Me parece que Estados Unidos está sobre valorando en gran manera la según ellos gran fuerza que creen poseer a nivel mundial, hasta llegar a tal punto que pueden decidir sobre como, cuando, donde, y de que manera terminan con la vida de un ser humano, aunque viendo lo que están haciendo en Iraq, de estas personas se puede esperar cualquier cosa.
Segunda razón:
¿Qué este hombre es un asesino?
Pues sí, que las pruebas lo han demostrado, que su declaración lo ha afirmado, también, ¿pero no hay otra manera de ayudar a esta persona a rectificar? para las familias de las víctimas seguro que no, cegadas por su dolor, mostrarán su apoyo para que a este se le aplique la pena de muerte, pero siempre digo que hay que ponerse en los dos lados, en el artículo el reportero comenta que el sr. Bush ha orado por las familias de las víctimas, pero no hace alusión a la familia del procesado ni al reo en concreto. ¿No merece esta familia el mismo apoyo? ¿no estarán estas personas sufriendo lo mismo, al descubrir lo que ha hecho su ser querido? creo que todas las personas se merecen el mismo trato.
Algunos lectores y compañeros a lo mejor no pueden entender mi sentir, cosa que lo comprendo, pero cuando una persona como yo ha tomado la seria decisión de ayudar a las personas, que siente un amor especial hacia toda la humanidad, cuando se encuentra con una situación tan delicada, tiene que hacer un especial alto en el camino y recordar que todo el mundo tiene los mismos derechos, las mismas obligaciones, y la misma posibilidad y facilidad de ser ayudado y socorrido. Siempre hay que ofrecer una oportunidad, en este mundo de hoy en día nunca podemos conocer a las personas que hay a nuestro alrededor, unos por falta de tiempo, andan demasiado ocupados con sus obligaciones diarias, creo que las personas cambian lo he podido comprobar en mi propia persona, no porque haya sido una asesina pero si quieres aprender y rectificar puedes, dicen que mientras hay vida hay esperanza, pues esta es la última que se pierde, he conocido personas difíciles, con una problemática de discriminación social, personas drogodependientes, depresivas, esquizofrénicas, transeúntes, prostitutas, asesinas y asesinos, y decir que han cambiado, han superado satisfactoriamente su problemática, difícil el camino, pero no imposible.
Recibir un gran saludo a todos en esta tarde, por falta de tiempo ahora mismo no puedo escribir mas aunque me encantaría seguir escribiendo mas, creo que lo principal esta reflejado.
2 Responses
  1. Salva Says:

    En los años oscuros del franquismo, los Estados Unidos eran para nosotros un mito. El mito de la libertad, de la modernidad, del progreso.
    Pero este mito se fue desmoronando al paso de los tiempos y ahora se ha vuelto un país con leyes tercermundistas como la pena capital.
    Es lamentable que George Bush jr, consiguiera la Casa Blanca con un "prestigio" obtenido firmando penas de muerte.
    Muy mal ha de estar este país para obrar de esta manera.


  2. Ruth Says:

    ¡Hola Salva! la verdad de mi opinión acerca de tu comentario es que amigo el hombre buscando e intentando hayar el equilibrio sano de las cosas por nuestra naturaleza humana, siempre nos decantamos hacia los extremos, en referencia a la libertad de Estados Unidos, bien creo que se han decantado con el pasar de los años hacia el libertinaje, en vez de manifestar y practicar la libertad, no es que no se hayan de cumplir las leyes, por supuestísimo, no sólo las terrenales si no las celestiales, que es un factor donde estos se has confundido, por no saber distinguir ni diferenciar, ni tan siquiera enfoncar o encauzar como se debía, en su querer pero sin creer, es donde estos han fracasado.
    Por eso yo no comparto ni porque venga de bush ni de nadie la práctica y menos impuesta de la pena de muerte.
    No me extiendo más que si no pierdo o anticipo mis próximas entradas, que una de ellas es la libertad y el libertinaje, pero ahora ando liada por asuntos laborales, en cuanto pueda la haré.
    Un gran saludo y muchas gracias por tus comentarios y visitas.