Ruth

Llevamos varíos días tratando un tema complicado, quizá demasiado complejo, cuya decisión puede ser fruto de un nuevo cambio en el procedimiento, en la manera de tratar la complejidad que concierne a varias conductas y actuaciones que acontecen a la humanidad.

Intentaré desarrollar esta entrada en varias veces, para ello procuraré desarrollarlo a lo largo de esta semana, me gustaría que me dieras vuestra opinión, ya que es un tema que relamente merece la pena ser tratado, y buscar soluciones entre todos y todas.

Primer comentario en el cuaderno de Guillermo

Tema complicado el que planteas, con la mano en el corazón, pienso que no es una medida buena el condenar a una persona a cadena perpetua, no podemos matar en vida, a una persona, la esperanza es lo último que se pierde tanto para un lado como para el otro.

Con todo el caso de Marta y de Mari Luz, me he planteado el caso como si me hubiera ocurrido a mi.
Si alguien de mi círculo de amigos, algún familiar, hubiera sido el que hubiera agredido a otra persona, hubiera obrado de manera tan despiadada y fría, pienso que también tendría derecho a poder cambiar, si que cumpla condena, pero pienso que las personas se merecen el poder reinsertarse, y no podemos excluirlos de por vida de la sociedad.

Por otro lado pienso, si el daño, si el delito me lo hubieran hecho a mi, ¿qué me gustaría que le hicieran al culpable?

pienso que las cosas de ven de distinta manera cuando es algo que le ocurre a terceros, a cuando realmente te afecta de manera directa, pero en este mundo ninguno estamos exentos y si se aplicara la cadena perpetua, también algún día nos puede tocar de manera más directa, y no se si nos gustaría tanto.

Un abrazote.

P.D: no a la cadena perpetua. Porque ojo por ojo y hacemos un mundo de ciegos.

Segundo comentario en el blog del Javier Caso Iglesias (Pasión por la dialéctica)

En cuanto a la cadena perpetua, sigo manifestando lo mismo que en el blog de Guillermo, no a la cadena perpetua, no a la muerte en vida, eso es un retroceso en defender y obrar de manera que la ciudadanía pueda estar donde debe estar. La reinserción es amplia, larga y no siempre es fácil, pero por propio testimonio se que es posible, los y las hay que se reinsertan, que logran superar esa enfermedad, en el caso que tratamos en concreto en la Plaza, entran en juego factores imprescindibles, y que actualmente no se trabajan como debería, los cuales son:

Reinserción educacional. Reinserción familiar. Reinserción Social. Reinserción laboral.
Factores imprescindibles para la reinserción y rehabilitación de cualquier patología que pueda y atente contra la salud, contra la vida de una persona.

No podemos olvidarnos que la Ciencia duda y no asegura en ningún momento que un pederasta pueda rehabilitarse, lo dan casi por una enfermedad crónica y con pocas expectativas de recuperación, pero la humanidad tiene un gran potencial y segura estoy además con plena certeza de que hay personas que consiguen reinsertarse y llevar una vida como cualquier ciudadano más.
Etiquetas: , | edit post
2 Responses
  1. Vero Says:

    Totalmente de acuerdo, con una salvedad.

    Cuando alguien se le ofrece una segunda, e incluso tercera oportunidad, y no hace uso de ella sino que reincide, muchas veces en las cosas más atroces ¿qué? Si aplicásemos la justicia, lo justo es darle a alguien exactamente lo mismo que ha hecho, ok, pero con el ojo por ojo no llegamos a ninguna parte, eso es un hecho. ¿Entonces?

    No sé yo lo que haría de poder, pero posiblemente enviarlos a barrer el desierto :/

    Un abrazo Ruth.


  2. Ruth Says:

    ¡Buenas tardes!

    De acuerdo contigo, incluso si lo miro de manera bisceral también los enviaría a barrer el desierto, no se puede ser una buena terápia, si se cansan de barrer, y ver que nunca consiguen ver el desierto limpio de arena, a lo mejor se piensan el volver a reincidir nuevamente.

    También creo que cada persona es un mundo, que no se puede tratar con la misma terapía, las mismas formas, las mismas maneras de rehabilitación a todos por igual, ya que cada uno dentro de una similitud, pero somos distintos, a lo mejor durante el proceso de rehabilitación, penitenciario, etc... Puede que algo fallara, y si no se corrige a tiempo, pues ya sabes.

    Aunque que decir, la complejidad humana en demasiadas ocasiones infinita y no se yo si algún día tendremos solución para todo.

    Pero debemos seguir, lo fácil siempre es tirar la toalla.

    Un abrazote